Ilustres
Lunes, 23 Febrero 2009 21:48

José Manuel Balmaceda

Valora este artículo
(0 votos)

José Manuel BalmacedaJosé Manuel Balmaceda es sin duda uno de los personajes más controvertidos de la Historia de Chile. Para algunos autores, fue el estadista visionario que representó las transformaciones sociales y económicas de fines del siglo XIX y el gestor de los cambios necesarios para lograr un mayor desarrollo industrial. Para otros fue el dictador, el tirano, que pasó por sobre la institucionalidad y desencadenó la Guerra Civil de 1891. Su fuerte y controvertida personalidad, el sentido de misión que siempre le otorgó al servicio público, y sobre todo las circunstancias de su vida y su muerte, hicieron de Balmaceda un personaje casi mítico en la escena nacional.

Nació en Bucalemu el 19 de julio de 1840, hijo de Manuel José Balmaceda y María Encarnación Fernández, en una familia de alta raigambre aristocrática. Como la gran mayoría de la clase dirigente de la época, realizó sus estudios en el Instituto Nacional, de donde egresó con el título de abogado, entrando tempranamente a la política en diversos cargos.

Desde joven adscribió la doctrina liberal y militó en el Club de la Reforma, destacándose como excepcional orador. Durante los años en que gobernó el presidente Aníbal Pinto, Balmaceda ejerció sus funciones en la Cámara de Diputados, pero su figuración política comenzó durante el gobierno de Domingo Santa María, quién lo nombró sucesivamente ministro de Relaciones Exteriores, de Defensa y del Interior. Pronto se convirtió en el sucesor oficial del presidente Santa María, presentándose, en 1886, como candidato único a la presidencia de la República tras conseguir que José Francisco Vergara depusiera sus aspiraciones presidenciales. El 18 de septiembre de 1886, asume finalmente la presidencia de la República de Chile encabezando la Coalición Liberal, con un ambicioso programa político de gobierno. Muy pronto se enfrentó con el Congreso que aspiraba a disminuir el poder presidencial, mientras Balmaceda buscaba incrementarlo.

José Manuel BalmacedaDurante ese período, fines del siglo XIX, lo altos ingresos del salitre hacían de Chile un país rico. Balmaceda supo aprovechar esas circunstancias para llevar a cabo dos de sus más ambiciosos proyectos: un gran plan de obras públicas y una reforma y mejoramiento de la educación pública, los que promocionó en una serie de viajes presidenciales realizados a través del país. Con ello intentaba presentarse como un presidente con autoridad y al mismo tiempo cercano a los ciudadanos, un mandatario que sería capaz de llevar el progreso a los rincones más remotos del país.

A pesar de todas estas realizaciones, la crisis política estalló en 1891. La ruptura se desató ante la negativa por parte del Congreso de aprobar la Ley de presupuesto de ese año. Balmaceda aprueba de facto la ley del año anterior y se declara como única autoridad. El 7 de enero de 1891, la Escuadra, apoyada por las fuerzas congresistas, se sublevó, dando comienzo a la guerra civil.

El Presidente Balmaceda, luego de conocerse el fracaso de las fuerzas gobiernistas en la batalla de Placilla, a las dos de la madrugada, abandonó caminando el Palacio de la Moneda para refucgiarse en la Legación Argentina. Allí permaneció oculto veinte días, en los cuales redactó su Testamento Político y escribe a su familia, entre ellas una carta a su esposa Emilia Toro. El día 19 de septiembre de 1891, al día siguiente de cumplir su mandato presidencial, el presidente Balmaceda se suicidó, disparándose un tiro en la sien.

La figura de Balmaceda ha provocado polémicas hasta nuestros días. Presentado como un dictador por sus detractores y como defensor de la autoridad presidencial por sus partidarios, lo cierto es que la discusión sobre Balmaceda y su obra adquirió un cariz distinto a mediados del siglo XX, momento en el que se comenzó a considerarlo como un precedente de las políticas económicas nacionalistas y de la lucha contra el imperialismo. De todas maneras, la figura del malogrado presidente ha perdurado no sólo en los circuitos académicos y políticos, quedando para la memoria popular como un héroe inmolado por el pueblo.

fuente http://www.memoriachilena.cl/mchilena01/temas/index.asp?id_ut=josemanuelbalmacedafernandez(1840-1891).

Ingresó a estudiar al Seminario Conciliar.
1864 Secretario particular de Manuel Montt, en la misión ante el Congreso Americano (Lima, Perú).
Diputado por Carelmapu (funciones que ocupó, gracias a elecciones sucesivas, hasta 1882).
1865 Contrajo matrimonio con Emilia de Toro Herrera (11 de octubre)
1866 Se asoció con Justo y Domingo Arteaga, con quienes fundó el diario La Libertad.
1869 Integrante del Club de la Reforma.
1870 Miembro del Congreso Constitucional.
1878 Enviado extraordinario y ministro plenipotenciario de Chile en Argentina.
1882 El Presidente Domingo Santa María lo nombró ministro de Relaciones Exteriores y Colonización; luego ministro subrogante de Justicia, Culto e Instrucción Pública, y ministro subrogante de Guerra y Marina.
Diputado por Santiago (hasta 1885).
Ministro del Interior subrogante en la cartera de relaciones Exteriores y Colonización.
1886 Proclamado candidato a la presidencia de la República en Valparaíso, mientras era senador por Coquimbo.
Presidente de la República.
1891 Estalla la revolución. Combates de Zapiga, Dolores, Huara, Iquique, Pozo Almonte, Caldera, Calderilla, Concón y Placilla.
Matanza de Lo Cañas (20 de agosto).
Delega el mando al general Manuel Baquedano y se asila en la Legación argentina. (29 de agosto).
El 19 de septiembre de 1891, un día después de expirado su mandato se suicida en la Legación Argentina.

Visto 8253 veces

Artículos relacionados (por etiqueta)

Más en esta categoría: « Rosamel del Valle
Inicia sesión para enviar comentarios

Banners 3

Banners 3_2

Video Club de Empresas

Únase al club de empresas y avise aquí.

Club empresas

Artes

Banners 4

Banners 4_2