Noticias
Domingo, 15 Febrero 2009 07:04

¡Fotografió a duende cabezón en Curacaví!

Valora este artículo
(0 votos)

Duende Cabezón en CuracavíReproducimos este artículo muy antiguo (22/05/2004), para que quede por siempre archivado aquí, si es que es borrado desde su fuente original como ya ha pasado con otros artículos.

Parasicólogo y espiritista relata travesuras de enano mágico con su pequeña hija.

Por Manuel Vega O.
La Cuarta

Inspirado por los efluvios astrales que emanan de las barricas de chicha baya y señalado por la buena fortuna para lograr lo que hasta ahora ningún compatriota había conseguido, un parasicólogo y espiritista de Curacaví asegura poseer la primera fotografía de un duende chileno.

El gnomo, que pasó a integrar la colección de cosas raras que mantiene en su hogar Iván Voreved, aparece vestido de verde y tocado con un gorro al estilo Harry Potter.

Fue captado casualmente, justo cuando se asomó en la pantalla de un televisor apagado para jugar con Valentina, una niñita de cinco años que en varias ocasiones le había contando a su madre, Kathy Robledo, que compartía su pieza con los siete enanitos.

La foto se la tomó su padre para inmortalizar su primer vestido largo, pero al revelar el rollo observó con sorpresa que en el costado superior derecho de la tele se había instalado un sonriente duendecillo cabezón.

Iván se enteró del tema hace sólo un par de semanas, durante un almuerzo con la familia que parece vivir en un reino encantado, a pesar de que en la vida real habita una moderna casa situada en la remodelación Buques San Carlos, en Coquimbo.

Denso y agresivo.

"Valentina y una de sus amigas los conocen por sus nombres. El que apareció en la TV se llama Tablín, y es muy travieso. El resto de la pandilla de pitufos está integrada por Narigón, Valentín y Orejón. Uno de ellos es medio denso y a veces les pega a las niñas. Tienen orejas puntiagudas, ojos grandes y redondos. Son narigones y su piel es amarillenta y semitransparente. Algunos tienen cachitos verdes y luz propia. De noche parecen linternas o colillas de cigarrillos. Cuando hablan lo hacen en murmullos, pero los más viejos incluso carraspean", dijo el experto.

De acuerdo con sus investigaciones, Voreved ha llegado a la conclusión de que los enanitos negros vigilan minas de cobre o hierro. Los cafés son campesinos y tienen una extraña y peligrosa mala costumbre: Atacar a los curaditos. Los duendes pintarrajeados con vivos colores, como los de la Blancanieves, son los guardianes o custodios de las minas de oro o de diamantes.

Cualquier trayectoria.

El caza-pitufos no es un recién llegado al mundo de la parasicología, ya que en 1999 vaticinó que la Chechi Bolocco se iba a casar con un califa. "La vi al lado de un beduino y montada sobre un camello. Estaba claro que por las venas de su marido corría sangre árabe", recuerda el visionario.

Entre los récores de Iván Voreved también se cuentan haber visto volar desde un álamo al pájaro Tue-tue (la cabeza alada de un brujo), ser el inventor del llamado Tarot Mapuche y formar parte de un grupo que investiga la presencia de un monstruo similar al Yeti del Himalaya en su comuna.

Este mono peludo, un especie de Abominable Hombre de Curacaví, ha sido visto arrastrando sus largos brazos velludos y aullando como un lobo por dos obreros, una profesora de Estado y un pequeño agricultor, todos ellos buenos y sanos y en perfecto estado de temperancia.

Los avistamientos se realizaron en las faldas de una colina que se alza al norte del pueblo, capital nacional de la buena chicha. ¡Hip!

Visto 3070 veces
Inicia sesión para enviar comentarios

Banners 3

Banners 3_2

Video Club de Empresas

Únase al club de empresas y avise aquí.

Club empresas

Artes

Banners 4

Banners 4_2